Ejercicios para aumentar el pecho

Te preguntarás por qué los ejercicios para aumentar el pecho funcionan. Es una pregunta que tiene total validez y, por ello, voy a respondértela en este artículo con una respuesta igual de válida.

ejercicios para aumentar los pechos

Ejercicios para aumentar el pecho

En primer lugar, los ejercicios para aumentar el busto tienen realmente el propósito de aumentar la masa muscular de los pectorales. ¿Por qué? Pues, porque de esa manera puedes lograr que tu pecho tenga unas tallas más, aparte de que lo harás ver más atractivo y firme.

Pese a que el tejido mamario es prácticamente grasa, al lograr una masa muscular mayor en tus pectorales, los senos, que están encima de estos, tendrán que resaltar también. Ciertamente tendrás que esforzarte para que los resultados sean notorios, pues si desistes a la mitad del camino, difícilmente notarás un cambio significativo.

Yo te propongo que empieces cuanto antes para que tu mente no divague entre intentarlo o no, pues al final sabes que obtendrás lo que quieres: aumentar el busto de forma natural.

Flexiones

Aunque las flexiones son un ejercicio un poco difícil si no tienes práctica, puedes realizarlas sin tener tanta fuerza con tan solo apoyarte sobre tus rodillas en lugar de hacerlo en las puntas de tus pies. Además, para que trabajes más el pecho, separa tus brazos más allá que la separación que tienen tus hombros, así tu pecho será el que realice la mayor parte del trabajo y no tus tríceps.

planchas o lagartijas para aumentar el busto

Recuerda que debes mantener tu espalda recta al momento de flexionar tus brazos. Haz 12 repeticiones por cada serie y en total realiza 3 series, descansando un minuto y medio entre cada una para recuperarte lo suficiente. Este ejercicio deberás hacerlo unas dos veces por semana, dejando unos cinco días de por medio.

Palma contra palma

Este ejercicio es bastante sencillo de hacer y lo puedes realizar en cualquier lugar en casi cualquier momento. Lo único que necesitas es poner tus manos una contra la otra como si estuvieras rezando y presionar fuertemente. El esfuerzo lo sentirás en tus pectorales. Deberás mantenerlo por unos 5 minutos. Después toma un descanso de unos 2 minutos y vuelve a realizarlo.

Lo mejor es que hagas este ejercicio todos los días, ya que de esa manera tus pectorales se mantendrán siempre con una mayor hipertrofia, que quiere decir que se verán más grandes y, por tanto, tu pecho lucirá un tamaño mayor que el de siempre.

Natación sin piscina

En pocas palabras, lo que tienes que hacer es tumbarte boca abajo en el suelo y realizar un movimiento con tus brazos que simule que estás nadando. No necesitas mover tus piernas, ya que el ejercicio está pensado para trabajar tu pecho, con lo que también provocarás hipertrofia si lo realizas por suficiente tiempo. Hazlo por unos 3 minutos seguidos, luego descansa por un minuto y vuelve a empezar. En total hazlo tres veces con un descanso de un minuto entre cada sesión.

Ejercicio de estiramiento para el pecho

Después de realizar estos ejercicios te convendrá hacer unos cuantos estiramientos para los pectorales, ya que los relajarás y no sentirás ninguna clase de molestia después de los ejercicios.

Para hacer un estiramiento sencillo pero efectivo, levanta tu brazo a una altura similar a la de tu cuello, luego apoya sobre una pared tu muñeca teniendo la palma de la mano viendo hacia la pared. Después gira tu cuerpo hacia el lado contrario de tu brazo, es decir, quedarás viendo hacia al frente y tu brazo colocado sobre la pared quedará hacia atrás.

Concéntrate en sentir cómo el pectoral se estira, al igual que el resto de tu brazo. Mantén esta posición sin hacer mucho estiramiento por unos 10 segundos. Respira profunda y lentamente mientras lo haces. Después de los diez segundos realiza el estiramiento para el otro pectoral.

Una variación de este ejercicio consiste en tomar con tus dos manos estando por detrás de ti una maya de algún cerco y sentir el estiramiento en ambos pectorales a la vez.

El ejercicio de palma contra palma también te será útil para relajar los pectorales después de ejercitarlos.

Masaje casero para aumentar el pecho

Otra forma de hacer que tus senos crezcan y que les dará un mejor estímulo después de los ejercicios es el masaje para aumentar los senos.

Para hacer este masaje, utiliza algún aceite esencial. Puedes emplear el aceite de menta, aceite de oliva o aceite de coco, todos ellos te funcionarán. Luego de ponerte unas cuantas gotas del aceite en tus manos, empieza a hacer masajes tomando cada seno con una mano desde la base y, entonces, desliza los dedos hasta el borde de la areola.

Haz este movimiento para masajear cada seno de forma individual pero simultánea. Termina el masaje en unos diez minutos, que serán de mucho provecho para que tus senos crezcan naturalmente.

Deja tu comentario